domingo, 7 de octubre de 2012

Ya iba tocando una receta salada, hoy focaccia de verduras

Focaccia de berenjena y calabacín

Pues sí, después de dos recetas de postres y dulces, ya toca una receta salada. Además, parece que el otoño está empezando a entrar, aunque sea despacito y casi sin hacer ruido,  y ya va apeteciendo encender el horno para hacer cositas ricas. Por ejemplo, una focaccia. Hasta hace poco no sabía ni lo que era, pero después de hacer esta primera, creo que las focaccias y nosotros vamos a hacer muy buenas migas, jejeje. En casa, la hemos bautizado como 'la hermana grande de la pizza'. Como podéis ver en las fotos es similar, aunque en realidad es un pan plano. Y se puede cubrir con verduras, hierbas, etc.

Antes de ponerme manos a la masa, estuve buscando algunas recetillas entre los blogs que sigo, finalmente me quedé con la receta Cris de Kanela y limón (Focaccia) porque utiliza una panificadora como la mía y porque el paso a paso está muy bien explicado y acompañado de fotos. Pero también eché un ojillo a otras recetas porque no iba a utilizar el mismo relleno y quería coger ideas. Por eso os recomiendo que echéis un vistazo a la deliciosa Focaccia de tomates de rama de La flor del calabacín y a la riquísima Focaccia de calabacín, hierbas aromáticas y queso de cabra de Helena, en su estupendo blog Rico sin azúcar. Por supuesto, los que no tengáis panificadora también podéis hacer esta receta, si necesitáis ajustar tiempos, etc. no dudéis en poneros en contacto conmigo a través del correo electrónico o dejando un comentario en esta misma entrada.

Focaccia de berenjena y calabacín

Focaccia de calabacín y berenjena

Tiempo de preparación: 4 horas aproximadamente, con el tiempo de fermentación

Raciones: 6 personas aproximadamente

Ingredientes:
  • Para la masa:
    • 450 g de harina de fuerza
    • 225 ml de agua
    • 25 gr de levadura fresca o el equivalente de levadura seca de panadería
    • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • Una cucharadita de sal
  • Para cubrir:
    • Aceite de oliva virgen extra
    • 5 rodajas de berenjena
    • 8 rodajas de calabacín
    • 100 g de queso cortado en daditos
    • Orégano y albahaca
    • Sal, preferiblemente gorda

Focaccia de berenjena y calabacín

Preparación:
Como ya he comentado, para preparar la masa he seguido la receta de la focaccia de Kanela y limón, donde podéis encontrar un detallado paso a paso con fotos para que lo veáis todo mejor. Así que, todo el mérito de la masa es para ella, yo solo la seguí y aquí os la dejo ;)

Primero hay que realizar un prefermento, para lo que hay que colocar en un cuenco la levadura desmenuzada y 100 ml de agua tibia, que restaremos de los 225 ml que necesitaremos. Se remueve bien hasta que la levadura quede disuelta y se añaden 100 g de harina de fuerza, que restaremos de los 450 g de harina que necesitaremos. Se remueve todo bien hasta conseguir una pasta homogénea, se tapa y se deja reposar tapado con un paño durante una hora. Pasado este tiempo de leudado, el prefermento habrá aumentado su tamaño y tendrá burbujitas.

Esta mezcla hay que echarla en la cubeta de la panificadora y añadir el resto de los ingredientes por orden, primero los líquidos (125 ml de agua tibia y 2 cucharadas de aceite de oliva) y después los sólidos (350 g de harina de fuerza y 1 cucharadita de sal). Hay que seleccionar el programa que amasa y fermenta, en mi panificadora es el número 6 Masa, que dura unas dos horas.

Focaccia de berenjena y calabacín

Cuando acabe el programa de la panificadora, hay que formar una bola con la masa y estirarla con ayuda de un rodillo. En mi caso hice una forma redonda, pero se puede hacer de forma rectangular, como más os guste o como mejor se os de. No hay que dejar la masa fina como la de las pizzas, tiene que ser gordita, como de 1 cm aproximadamente. Se coloca la masa en el molde que se vaya a usar y se coloca. En mi caso lo forré con papel para hornear para poderlo sacar mejor y que no se pegara la masa.

A partir de aquí, cada uno la puede rellenar con lo que más le guste. En mi caso os explico la que yo hice, pero las variedades y combinaciones son infinitas. Como podéis ver por las fotos, se ponen las verduras ordenadas y al colocarlas se presiona para que se hundan un poquito en la masa. Por encima se colocan los daditos de queso y se esparcen las hierbas y la sal. Por último, se echa un chorrito generoso de aceite de oliva virgen extra.

Vista del corte de la focaccia

Se enciende el horno a 200º C y cuando esté listo se mete la focaccia y se baja a 180ºC. Se hornea unos 25 minutos o hasta que veáis que está doradita. En nuestro caso nos gustan blanquitas, por lo que con 25 minutos es suficiente, pero si os gustan más hechas podéis aumentar, con cuidado, los minutos de horneado. Una vez que esté hecha, hay que sacarla sobre una rejilla y dejarla enfríar unos minutos antes de comerla.

Ya me diréis si os animáis, porque está bien rica y como se pueden poner los ingredientes que más os gusten, seguro que hacéis unas versiones buenísimas. Espero vuestros comentarios! :)

Vista del corte de la focaccia

6 comentarios:

  1. Pues doy fe que estaba buenísima, como todo lo que hace ailatán. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  2. Riquísima la focaccia de verduritas. ;)

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta espectacular, llevo un ratito ojeando tus recetas y son riquísimas, esa ensalada de cangrejo la tengo que probar, me voy a quedar por aquí para tomar buena nota, a mi si te apetece me puedes encontrar en el yantardemiscoamdres, un besote y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosa!! Yo ya me he suscrito a tu blog, que la primera receta de las albóngidas de atún me ha gustado mucho :) Un beso para ti también y que tengas buena semana ;)

      Eliminar

Deja aquí tus comentarios y sugerencias ;)