domingo, 2 de septiembre de 2012

¡Marchando una de salmorejo!

Salmorejo con jamón, huevo cocido y un chorrito de aceite de oliva

Aunque el salmorejo me apetece en cualquier época del año, entiendo que hay gente que prefiere tomarlo cuando el calor aprieta. Cierto es que estos días han bajado un poco las temperaturas, pero ayer mismo preparé un salmorejo para una comida con amigos y voló.

Es uno de mis platos preferidos, y además es fácil y rápido de hacer, ¿qué mas se puede pedir? Solo hacen falta unos buenos tomates, un buen pan y un buen aceite de oliva y poner mucho amor y cariño al hacerlo :) ¡¡Ni se os ocurra usar pan de molde o tomate triturado de lata!! Que no me entere yo... Espero que nadie se me enfade por mi versión libre del salmorejo ;)


Primer plano del salmorejo


Salmorejo a mi manera

Tiempo de preparación: 15-20 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes:

  • 4 ó 5 tomates medianos, mejor cuanto más buenos
  • Media barra de pan del día anterior, si es de pueblo o casero, mejor
  • 1 vaso o 3/4 vaso de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 1/4 de vaso o menos de vinagre (según lo fuerte que os guste)
  • 1 ajo
  • Sal

Salmorejo a mi estilo

Preparación:
Lavar y cortar los tomates en trozos y echarlos en el vaso de la batidora. Triturar y reservar.

Cortar en trozos el pan y meterlo en el vaso de la batidora con el tomate. Veréis algunas recetas en las que ponen el pan en agua, pero yo lo meto y lo mojo directamente en el tomate triturado para ablandarlo. Dependiendo de lo espeso que lo queráis echaréis más o menos pan. Como medida, lo que yo hago es, por ejemplo, si tengo el vaso lleno de tomate hasta la mitad, echo el pan que quepa, más o menos media barra o un poquín menos, sin que se salga el pan del tomate para que se empape bien y sea más fácil de batir. Así no hará falta mojarlo antes en agua.

Mientras, se pica pica el ajo y se echa en el vaso con el tomate y el pan. Se añade también la sal, el AOVE y el vinagre. Se bate todo bien y vamos viendo como se va haciendo una crema tan espesa o clara como nos guste. Sobre todo no tiene que quedar ni aguada ni como el hormigón armado. Lo mejor es que sea fina y suave. Para eso también lo podéis pasar por el chino, eso va en gustos.

Los acompañantes… hay tantos y tantos. El clásico es el jamón y el huevo cocido. Se echa en un cuenco el salmorejo y encima el jamoncito picado, el huevo duro y un chorrito de AOVE. También se pueden hacer rollitos con fiambre, bonito, huevos fritos, patatas cocidas, berenjenas, pescado, tostadas, etc. Casa bien con cualquier cosa.

Espero que os guste y os animéis a probarlo y me digáis qué tal os ha salido ;)

Salmorejo con el acompañamiento típico

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajaja!! Ya me di cuenta ayer que os gusto. Me alegro mucho :)

      Eliminar
  2. A mi me gusta aromatizarlo con pimienta y alguna otra especia. Prueba romero, albahaca o hierbabuena, ya verás que rico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, alguna vez he probado con pimienta. Me apunto las otras especias para la próxima! ;)

      Eliminar
  3. Nunca lo he probado, pero tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ya tienes la receta para cuando te animes a probar ;)

      Eliminar
  4. riquísimo es quedarse corto!!! XDD
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo que quieres es que te haga más salmorejo, pillín! xD

      Eliminar
  5. ohhh, pude probar este verano el salmorejo cordobés y está delicioso!! Me he enganchado, jajaja

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que lo pruebas no puedes dejar de comerlo, jajaja! Saluditos, Paula! ;)

      Eliminar
  6. Después de haber probado tu salmorejo no sé si lo podré igualar pero prometo esmerarme en el intento. Te lo contaré!! un besito fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Qué exagerada, me vas a poner colorá! :*

      Eliminar

Deja aquí tus comentarios y sugerencias ;)